viernes, 6 de febrero de 2009

DÍAS DE MUERTE

Aunque no nos demos cuenta, la vida sigue. Todo sigue. Hoy ha fallecido un familiar que nada tiene que ver conmigo pero que ha servido como excusa para juntarnos.No debería incluirme porque en realidad no he ido pero lo hago porque es mi familia y me siento parte de ellos.



Es curioso, o a mí me lo parece, que estas reuniones saquen más anécdotas 'divertidas' y comentarios acerca de cómo está la Paqui, si mi tía abuela de 67 años ha llevado a su nuevo novio, el anillo de mi prima que lloraba desconsolada o las no-miradas entre hermanos (hijos del finado); que momentos tristes y melancólicos.



Si los EEUU vieran uno de los funerales de mi familia se echarian a llorar de lo poco religiosos y formales que son. En los funerales de mi familia se habla del partido barça-mallorca, de las medidas a medias de ZP o de lo mala persona que ha sido Efrén con Soraya. Pagano es un insulto que se queda corto en este caso.



Yo, como siempre, no he ido. Nunca he ido a un funeral y empiezo a pensar que debería, no por el sentimiento de pena y recogimiento, no por la despedida, sino porque es como una boda pero sin comida. Como diría mi abuela: 'para ver el ambientillo'.



¿Un poco cruel? Es posible...

Por cierto...¿cómo se llamaba el muerto?

1 comentario: