jueves, 19 de febrero de 2009

Jade Goody


Cada día leo cosas que me sorprenden pero, este caso me ha dejado particularmente confusa. Jade Goody es una mujer que ha decidido emitir su muerte por televisión a cambio de un montón de dinero para poder 'dar un futuro a sus hijos'. Me sorprende que pida tanto dinero, con esa cantidad no asegura el futuro de los niños sino que les da una vida de lujo. No me parece negativo que lo haga, la verdad; pero me lleva a pensar que en realidad busca un afán de protagonismo, no sentirse sola en sus últimos momentos, darle sentido a su vida a través de una muerte popular y aceptada por todos.


Ella, que tuvo comentarios racistas en el reality en el que participaba, ella que practicó sexo abiertamente en televisión y protagonizó momentos surealistas; ahora se enfrenta a la muerte, como cualquiera, ahora está desvalida y llora, ahora se da quimio y pide a la sociedad que se hagan más pruebas de cáncer de útero. Ahora es una heroína.


La realidad tiene muchas caras, la vida da muchas vueltas y al final, con suerte, solo queda un funeral bonito donde todo el mundo dirá frases complacientes. Visto así, no es tan difícil que todos te quieran, solo tienes que dar pena. Triste, ¿no?.

4 comentarios:

  1. hay otro modo para conseguir que todos te quieran... se trata de DAR ALEGRIA.... es un modo más complicado, más difícil de conseguir, que el de dar pena... uf, mucho más... hay que ser un poco payaso, hay que hablar a desconocidos, hay que quitarse la careta unas veces, y ponérsela otras muchas, hay que sonreir con el rostro cuando lloras con el alma, hay que estar dispuesto a entregar lo que no tienes y pensar en los demás antes que en uno mismo... es un camino complicado, sí... pero ¿sabes?, es un camino mucho más feliz que el camino de dar pena... ¡donde va a parar!.... si eres feliz a ratitos y lo compartes... fijo fijo que todos te van a querer... todos, todos, todos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tendría que haber leído esto antes de escribir la nueva entrada pero, gracias. Ha sido muy acorde con mi día, con mi fin de semana en general.Como bien dices, es difícil hacer todo eso, lo intento y marco cada día como un volver a empezar. Creo que nunca me han querido por dar pena, creo! Pero tampoco podría decirte por qué lo han hecho...No quiero que todos me quieran, me vale con que me dejen querer.

    ResponderEliminar
  3. Si te dejan de querer es porque te han querido, ¿no?

    ResponderEliminar