jueves, 12 de febrero de 2009

Una vida sin acentos

Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Que gran verdad. Yo he perdido mis acentos, ahora mi teclado ha tomado la decision de ponerse en huelga, no piensa matizar ni una de mis palabras y, ademas, para colmo, me deja como una analfabeta ante el mundo. Tengo suerte de que el mundo este mirando hacia otro lado y no se de cuenta pero es que, aunque es una tonteria, siento como si me faltara el meñique y cada vez que pulso la tecla es un movimiento frustrado. Muy extraño, de verdad. No me apetece pelearme con el, me encantaria invitar a cafe a mi ordenador, decirle:

Alicia- Oye, ¿como va tu vida? Estresado ¿verdad?
Ordenador- Si, un poco, empiezo a notar que lo nuestro no funciona, llevamos dos años juntos y nunca me has hecho caso, solo cuando las cosas van mal te acuerdas de mi para mirarme con cara de enfado y yo, te respondo lleno de pixeles y...La comunicacion falla entre nosotros, yo solo hablo de unos y ceros y tu me hablas de sentimientos.
Alicia-Ya pero es que me siento fatal...ahora no me dejas acentuar y como van a entenderme si camion no es un camion de verdad sin tilde, el ademas pierde fuerza y el cafe sabe menos amargo.
Ordenador-Pero es que yo solo se que una tilde es unos y ceros....
Alicia-No puedo darte unos y ceros...
Ordenador-Yo no puedo hablar contigo, solo soy un ordenador.


1 comentario: