sábado, 13 de junio de 2009

ICONOS


Alguien que no ha sido elegido por mí ha establecido qué debemos ser. Entre un mar de chicas de menos de 45 kilos yo pienso: -Dios mío, ¿Penélope Cruz no conoce las estrías?- No quiero ser la mujer perfecta pero es imposible no sentirte pequeña cuando el photoshop produce el 90% de los iconos modernos.


Nos han educado para ser los mejores, en el colegio solo premiaban al que destacaba y ahora nos hemos olvidado de sentir. Independientemente de tu felicidad, deberías estar intentando ser reconocido por tu trabajo. ¿Qué pasa con toda esa gente que vive por el simple hecho de vivir, por el hecho de ser feliz?


En esta sociedad llena de locura y movimiento nadie da premios al que consigue encontrar su camino si ‘ese camino’ no es el del mejor ascenso y el mejor sueldo. A nadie le importan tus conocimientos en artesanía si nunca has aparecido en alguna revista o tu afición te reporta un salario interesante. ¿Hemos perdido la razón buscando que nos reconozcan nuestros méritos? ¿No deberíamos aceptarnos como somos y disfrutar de la vida?


Ante los esbeltos cuerpos y divinidades exóticas me planteo, ¿a quién siguen ellas? Si realmente son las que marcan tendencia, ¿nunca se sienten superadas por la presión? Tienen en sus manos el estilo del mundo occidental pero caminan fingiendo ser simples mortales.
Durkheim, al hablar del suicidio, dijo que era necesario encontrar patrones o guías sociales en las que apoyar nuestras vidas y que, generalmente, la gente que no los tenía encajaba en el perfil del perfecto suicida. Entonces, cuando intentamos ser los mejores constantemente, ¿no estamos acercándonos peligrosamente a la autodestrucción?


Hemos inundado esta parte superficial de la vida con cosas bonitas como vestidos y zapatos. Llenamos de raciocinio y frases lógicas nuestro comportamiento y así es fácil evitar lo que no queremos ver. Supongo que lo adecuado es encontrar el equilibrio pero, incluso con la reflexión en mi cabeza, me es imposible mirar el VOGUE y no pensar:
- Qué piernas tan fabulosas… Este mes empiezo a correr todos los días.-

1 comentario:

  1. Quiero aclarar algo. Tú escribes: "Nos han educado para ser los mejores". Mi aclaración: Yo no he sido.

    ResponderEliminar