sábado, 8 de agosto de 2009


''Aquel 8 de agosto de 1969, los cuatro estaban ultimando los retoques de su nuevo álbum y, en un ambiente muy tenso que vaticinaba la inminente disolución, la foto de la portada era el menor de los problemas. Fue despachada en los 10 minutos que necesitó Ian Macmillan, amigo de Lennon y Yoko Ono, para tomar seis instantáneas encaramado a una escalera. Pasaría a la historia del pop como una de las imágenes más imitadas de todos los tiempos. Por otros músicos y hasta por personajes de Barrio Sésamo. El público también se encaprichó del lugar. Al poco de salir el disco, el personal de EMI empezó a detectar cómo los peatones se apropiaban del cruce. Londres es proclive a las placas conmemorativas, pero el Ayuntamiento decidió colocar la correspondiente a una altura inalcanzable porque sus antecesoras fueron robadas sistemáticamente. La postal de Abbey Road es una de las enseñas del turismo pop, que en el caso de los Beatles se disemina por medio planeta, desde su Liverpool natal hasta la habitación 702 del Hilton de Amsterdam, donde John y Yoko pasaron su luna de miel. En Saint John's Wood, las chapas y relojes que se venden a la puerta del metro son la prueba definitiva de que uno ha pisado por donde pisaron los cuatro gigantes de la música. Aunque en el fondo no sea cierto, porque hace ya muchos años que el auténtico paso de cebra era desplazado unos metros hacia el este.'' www.elpais.com

3 comentarios:

  1. jaja

    ¿ves tú? escuchar a los Beattles si puedo interpretarlo fácilmente como una corrida...

    ResponderEliminar
  2. idem de idem

    si los hombres dieran tanto placer como ellos...

    ResponderEliminar
  3. Alicia, chiquilla, cuidado con los calores veraniegos.... ;)

    ResponderEliminar