lunes, 24 de agosto de 2009

De vuelta


Anecdotario semanal: Esta semana me he perdido.

Hacía mucho tiempo que no me pasaba. De hecho la última vez tenía cuatro años y estaba en el súper del barrio. Al darme la vuelta mi abuela y mi tía habían desaparecido y a mí no se me ocurrió otra cosa que quedarme quieta durante más de media hora pensando que así, si volvían, verían que no había hecho nada malo.


Esta vez ha sido en la montaña, durante una hora y media me vi subiendo y bajando un río y unas pozas para acabar entre un montón de piedras totalmente desorientada. Es genial el invento del móvil, excepto cuando te vas a un sitio sin cobertura.

Conocí un simpático animal, la culebra. Se le puede reconocer por su aspecto asqueroso. Yo pude conocerle cuando se me subió por la pierna y casi me da un infarto, fue una experiencia harto gratificante.


Entre dimes y diretes llegué al pueblo, cosa que de nada sirve si es la primera vez que vas (aunque vivas cerca) y no te acuerdas del sitio donde estabas bañándote con tu familia. Total...que como no hay pozas en el pueblo (ironía), le pregunté a una buena mujer que si sabía guiarme un poco hacia una poza que se parece a una presa. Su respuesta fue reirse de mí (a carcajadas encima) y decirme: Ve pa'lante y ya te encuentras la primera.- No mencionó nada de las otras siete que le seguían, tampoco mencionó que la que se parece a una presa era la última.

Lo mejor de la experiencia fue cuando llegué y me dijeron que como no venía mis primos se habían comido mi bocadillo y que, por supuesto, no estaban preocupados, pensaban que solo estaba dando un agradable paseo por el paraje natural (ironía al cuadrado).

Ay! Las siempre felices vacaciones familiares...

PDT. La foto es mi primer autorretrato en este blog, espero que os guste

3 comentarios:

  1. Puesss puees subir el video a Megaupload o cualkier web de descarga o enviarmelo a el.miruri@gmail.com

    Gracias!!!

    p.d.:que nick tienes en youtube?

    ResponderEliminar
  2. Estás guapísima en la foto, la chancleta te queda genial... Tu historia me ha gustado también... si a la sensación de estar perdida le quitas el pueblo y la familia y le añades la posibilidad de encontrarte con un oso, nieve, frío y árboles más grandotes podrás entender lo bien que se lo pasa uno en una ruta por las Rocosas...

    ResponderEliminar
  3. Deberías contar esa historia, a mí me gustaría!

    ResponderEliminar